San Bernardino de Siena

Cu谩ndo se celebra San Bernardino de Siena

San Bernardino de Siena se celebra el 20 de mayo. Esta fecha conmemora su vida y obra, especialmente su dedicaci贸n a la predicaci贸n, su amor por el nombre de Jes煤s, y su influencia en la reforma de la vida religiosa y social de su tiempo.

Etimolog铆a de Benardino

El nombre 芦Bernardino禄 es una variante italiana de 芦Bernardo芦, derivado del germ谩nico y compuesto por 芦bern禄, que significa 芦oso芦, y 芦hard禄, que significa 芦fuerte禄 o 芦valiente芦. As铆, Bernardino podr铆a interpretarse como 芦peque帽o valiente como un oso禄. Este nombre refleja la tenacidad y el coraje que San Bernardino demostr贸 a lo largo de su vida, especialmente en su incansable labor evangelizadora.


Santo de hoy-Bernardino de Siena

Bibiograf铆a de Bernardino de Siena


Bernardino Albizzeschi, nacido en 1380 en Massa Marittima, Toscana, proven铆a de la distinguida familia noble Albizeschi. Su padre ejerc铆a como bail铆o o gobernador de la ciudad sienesa. A los tres a帽os, Bernardino enfrent贸 la p茅rdida de su madre, y a los seis, la de su padre, quedando a cargo de una t铆a. Tras recibir su educaci贸n b谩sica, dedic贸 algunos a帽os a cuidar enfermos en un hospital, demostrando desde joven un profundo sentido de la caridad y el servicio.

Juventud

Posteriormente, se traslad贸 a Siena, donde se sumergi贸 en el estudio del Derecho civil y can贸nico. Durante el devastador brote de peste alrededor del a帽o 1400, Bernardino trabaj贸 incansablemente en el hospital de Santa Mar铆a della Scala, promoviendo entre otros hombres la vocaci贸n de servicio a los afectados por la epidemia. Su biograf铆a respecto a este per铆odo se bifurca: mientras algunas fuentes afirman que contrajo la enfermedad pero logr贸 sobrevivir, otras destacan su notable resistencia, ya que, a pesar de su prolongada exposici贸n, nunca enferm贸. Ambas versiones, sin embargo, subrayan su inquebrantable dedicaci贸n a los m谩s necesitados en tiempos de crisis.

Sus comienzos en la orden franciscana

Bernardino Albizzeschi tom贸 un paso significativo en su vida espiritual al unirse a la Orden Franciscana de la Observancia en 1402 o 1404, renunciando a sus bienes terrenales en favor de los m谩s necesitados. Este acto de desprendimiento material simbolizaba su total compromiso con el camino de la pobreza y el servicio caracter铆sticos de la vida franciscana.

Su camino tom贸 un giro notable alrededor de 1406 cuando San Vicente Ferrer, en el transcurso de un serm贸n en Alessandria, Piamonte, lo design贸 como el mensajero para llevar a cabo la evangelizaci贸n de Italia. Bernardino asumi贸 esta misi贸n con dedicaci贸n, completando la tarea en apenas doce a帽os. Durante este per铆odo, es probable que se haya retirado por momentos al convento en la monta帽a de Capriola, cerca de Siena, buscando en la oraci贸n y la contemplaci贸n la fortaleza para su misi贸n.

Entre los muchos relatos de su obra, se cuenta la historia de c贸mo 芦cur贸禄 a una prostituta en Siena 芦expulsando el demonio禄 de su ser, un acto que refleja su compasi贸n y su compromiso con la redenci贸n y la transformaci贸n de las almas. Su labor evangelizadora lo llev贸 a predicar en Mil谩n hacia 1417 o 1418, y posteriormente a extender su mensaje por otras ciudades vecinas durante cuatro a帽os m谩s, dejando una huella indeleble en el tejido espiritual de Italia.

Destacado predicador, vicario y diplom谩tico

San Bernardino de Siena, a lo largo de m谩s de tres d茅cadas, se dedic贸 a la predicaci贸n por toda Italia, jugando un rol crucial en el renacimiento de la devoci贸n en el siglo XV. Sus sermones atra铆an grandes multitudes, incitando a menudo emociones intensas y hasta acciones extremas, como el incidente en Roma en 1424, donde, seg煤n relat贸 el humanista Infessura, se quem贸 p煤blicamente a una mujer acusada de brujer铆a despu茅s de una de sus pr茅dicas. Adem谩s de sus sermones, San Bernardino fue conocido por reconciliar disputas y realizar milagros. En 1425, logr贸 predicar cada d铆a durante siete semanas consecutivas en Siena.

En 1427, enfrent贸 acusaciones de herej铆a en Roma, donde te贸logos destacados, incluido Pablo de Venecia, acudieron a su defensa. Fue declarado inocente y el papa Mart铆n V lo invit贸 a predicar en Roma. Ese mismo a帽o, rechaz贸 el obispado de Siena para continuar su ministerio mon谩stico y evangelizador. Viaj贸 extensamente por Italia, incluyendo Toscana, Lombard铆a, Roma帽a y Ancona, y jug贸 un papel diplom谩tico en la prevenci贸n de conflictos, como la potencial guerra entre Siena y Florencia. Tambi茅n declin贸 ser obispo en Ferrara y Urbino.

Su amistad con Juan Capistrano y la tutela sobre Jaime de la Marca destacan entre sus relaciones personales, mientras que recibi贸 el apoyo de los papas Mart铆n V y Eugenio IV. Incluso el Emperador del Sacro Imperio Romano Germ谩nico, Segismundo, consult贸 a Bernardino y lo acompa帽贸 a su coronaci贸n en Roma en 1433.

Tras retirarse temporalmente al convento de Capriola para elaborar sermones, en 1436 reanud贸 su labor misionera, pero tuvo que interrumpirla en 1437 al ser elegido vicario general de los franciscanos observantes de Italia. En 1442, solicit贸 al papa renunciar a este cargo para retomar su vocaci贸n de predicador. Aunque en 1443, el papa Eugenio IV le encarg贸 promover una cruzada contra los turcos, se sabe poco de sus actividades predicadoras en este 煤ltimo per铆odo.

Finalmente, en 1444, pese a su fr谩gil salud, viaj贸 al Reino de N谩poles, cumpliendo su aspiraci贸n de haber predicado por toda Italia antes de su muerte. La vida de San Bernardino de Siena refleja un profundo compromiso con la fe, la predicaci贸n y la paz, dejando un legado duradero en la historia de la Iglesia y de Italia.

Muerte de San Bernardino de Siena

San Bernardino falleci贸 el 20 de mayo de 1444, en L’Aquila, Italia. Su muerte marc贸 el fin de una vida dedicada al servicio de la Iglesia y al bienestar espiritual y material de las comunidades a las que sirvi贸. Es recordado como uno de los grandes predicadores de la Edad Media, cuya elocuencia y fervor renovaron la devoci贸n popular en toda Italia.

De acuerdo con la tradici贸n, se dice que el sepulcro 芦sigui贸 sangrando禄 hasta que las dos grupos enfrentados de la ciudad lograron reconciliarse.

Legado de Bernardino de Siena

El legado de San Bernardino de Siena es vasto. Es reconocido por su profunda devoci贸n al Nombre Santo de Jes煤s y por promover su veneraci贸n a trav茅s de un s铆mbolo conocido como el IHS, una abreviatura del nombre de Jes煤s en griego. Este s铆mbolo se ha convertido en uno de los m谩s reconocibles del cristianismo. Adem谩s, su trabajo de reforma en la Orden Franciscana y su influencia en la vida c铆vica y religiosa de su tiempo dejaron una marca indeleble en la historia de la Iglesia.

Iconograf铆a y Simbolog铆a de San Bernardino de Siena

San Bernardino es frecuentemente representado en la iconograf铆a con vestimenta franciscana, sosteniendo el s铆mbolo IHS rodeado de rayos de luz, lo que subraya su devoci贸n al Nombre Santo de Jes煤s. A veces, tambi茅n se le muestra predicando a una multitud, destacando su don de la elocuencia y su papel como reformador y evangelizador.

Fecha de canonizaci贸n de Bernardino de Siena

La r谩pida canonizaci贸n de San Bernardino de Siena, apenas seis a帽os despu茅s de su fallecimiento en 1444, por parte del papa Nicol谩s V en 1450, destaca el profundo impacto y la veneraci贸n que suscitaron sus obras, predicaciones y milagros entre fieles y cl茅rigos por igual.

Este hecho resalta la devoci贸n popular y el reconocimiento eclesi谩stico hacia su vida santa y los milagros atribuidos a su intercesi贸n, que se multiplicaron tras su muerte.

Informaci贸n adicional

  • Devoci贸n al Nombre de Jes煤s: San Bernardino es ampliamente reconocido por su promoci贸n de la devoci贸n al Santo Nombre de Jes煤s, enfatizando la importancia y el poder de invocar el nombre de Jes煤s con fe y reverencia.
  • Reformador de la Orden Franciscana: Trabaj贸 incansablemente por la reforma moral y espiritual de la Orden de los Frailes Menores, as铆 como por el rejuvenecimiento de la vida religiosa en general, enfatizando la observancia estricta de la pobreza y la simplicidad.
  • Influencia Social y Religiosa: Su predicaci贸n no solo abord贸 temas espirituales sino tambi茅n cuestiones sociales, promoviendo la paz y la reconciliaci贸n entre ciudades y familias enfrentadas, y criticando los vicios y corrupciones de su tiempo.

Otros Santos con nombre Bernardino

  • San Bernardino Realino
  • Beato Bernardino 脕lvarez Melc贸n
  • Beato Bernardino Calle Franco
  • Beato Bernardino de Feltre Tomitano
  • Beato Bernardino de Fossa (Juan) Amici
  • Beato Bernardino Irurzun Oterm铆n

Publicaciones Similares