San Dimas, el buen ladr贸n

Cu谩ndo se celebra San Dimas

San Dimas es venerado el 25 de marzo. Este d铆a se reconoce su conversi贸n y acto de fe en los momentos finales de su vida, cuando fue crucificado al lado de Jesucristo.

Etimolog铆a de San Dimas

El nombre Dimas proviene de origen griego, que se traduce aproximadamente como 芦atardecer禄 o 芦muerte芦. Es un nombre que refleja el final de su vida terrenal y el inicio de su vida eterna en el para铆so, prometida por Jes煤s debido a su acto de fe.

Biograf铆a de San Dimas

Contamos 煤nicamente con informaci贸n fidedigna sobre su deceso y su extraordinaria santificaci贸n, otorgada directamente por Jesucristo en un acto sin precedentes en la historia de la santidad.

Junto a 脡l, crucificaron a dos malhechores, uno a su derecha y otro a su izquierda, cumpli茅ndose as铆 la profec铆a que lo cuenta entre los transgresores. Uno de estos criminales lo desafiaba: 鈥溌緼caso no eres el Cristo? S谩lvate a ti mismo y a nosotros.鈥 Pero el otro, reprendi茅ndolo, dijo: 鈥溌縀s que ni ante la muerte temes a Dios? Nosotros sufrimos justamente, pagamos por nuestras acciones; pero este hombre no ha cometido falta alguna.鈥 Y dirigi茅ndose a Jes煤s, le rog贸: 鈥淩ecu茅rdame cuando vengas en tu reino.鈥 Jes煤s le asegur贸: 鈥淗oy mismo estar谩s conmigo en el para铆so.鈥
(Marcos 17, 27s. y Lucas 23, 39-43)
Como se帽alamos al inicio, esta es toda la certeza hist贸rica que poseemos sobre San Dimas, ya que las narraciones que expanden su leyenda, aunque antiguas, son ap贸crifas.

La Biblia nos cuenta que la Sagrada Familia tuvo que huir a Egipto para salvar a Jes煤s de la masacre de ni帽os ordenada por Herodes el Grande.

Durante su huida, cuando los soldados de Herodes estaban cerca, Jos茅 y Mar铆a buscaron refugio y llegaron a la morada de Dimas y su familia. Aunque inicialmente se les neg贸 asilo, Dimas, quien parec铆a tener una influencia decisiva entre los suyos, intervino para esconderlos, protegi茅ndolos de los soldados. Jes煤s, agradecido, le prometi贸 a Dimas que su gesto ser铆a recompensado en el futuro, bajo circunstancias a煤n m谩s dif铆ciles, y que ser铆a 茅l, Cristo, quien ofrecer铆a su ayuda.

Esta es la esencia de los relatos ap贸crifos, los cuales, a pesar de su encanto, contrastan con la sobriedad con la que los Evangelios narran los momentos m谩s trascendentales, incluso aquellos acompa帽ados por milagros para reafirmar las ense帽anzas de Jes煤s. Por ello, nos apegaremos a los relatos evang茅licos, fuente de ense帽anzas profundas.

La transformaci贸n de Dimas, un ladr贸n condenado que posiblemente nunca hab铆a encontrado a Jes煤s, aunque quiz谩s hab铆a o铆do hablar de sus obras, es un misterio de fe: 鈥溌縉i siquiera temes a Dios, estando en el mismo suplicio?鈥.

Un autor contempor谩neo sugiere que fue la mirada de Jes煤s, esa mirada clara incluso en el rostro golpeado y desfigurado, capaz de obrar maravillas y convertir al que la encontraba con un coraz贸n puro.

Pese a sus cr铆menes, el coraz贸n de Dimas conservaba pureza, movido tal vez por circunstancias adversas pero manteniendo siempre un respeto sincero hacia su pr贸jimo.

Dios, a punto de sacrificar a su Hijo, premiaba lo bueno en Dimas y le perdonaba sus faltas, otorg谩ndole las gracias necesarias para ese profundo acto de fe.

Dimas muestra su sumisi贸n a la voluntad divina y la justicia humana: 鈥淣osotros recibimos lo que merecemos por nuestros actos鈥; y luego, en aquel momento crucial para toda la humanidad, implora a su Salvador: 鈥淩ecu茅rdame cuando entres en tu reino鈥.

Desde los labios de Cristo, Dimas recibe la promesa divina: 鈥淗oy estar谩s conmigo en el para铆so鈥.

As铆, nos encontramos ante un santo at铆pico: un ladr贸n convertido en las postrimer铆as de su vida, sin milagros atribuidos pero cuya existencia invita a una reflexi贸n profunda sobre la misericordia y la redenci贸n.

Muerte de San Dimas

San Dimas muri贸 crucificado junto a Jesucristo. Seg煤n los Evangelios, en sus 煤ltimos momentos, reconoci贸 a Jes煤s como el Mes铆as y le pidi贸 que se acordara de 茅l cuando llegara a su reino. Jes煤s le respondi贸: 芦De cierto te digo, hoy estar谩s conmigo en el para铆so禄. Esta promesa refleja la misericordia y el perd贸n de Dios hacia todos, independientemente de su pasado, siempre que se arrepientan sinceramente.

Iconograf铆a y Simbolog铆a de San Dimas, el buen ladr贸n

En el arte cristiano, San Dimas suele ser representado crucificado a la derecha de Jes煤s, reconoci茅ndolo como el Mes铆as en sus 煤ltimos momentos. Esta imagen simboliza el perd贸n y la esperanza de redenci贸n.

Informaci贸n adicional

  • La 煤ltima conversi贸n: La historia de San Dimas es el ejemplo supremo de que nunca es tarde para convertirse y que el arrepentimiento genuino lleva al perd贸n divino.
  • Patronazgo de los condenados: San Dimas es un s铆mbolo de esperanza para los condenados y aquellos en situaciones desesperadas, record谩ndoles que la salvaci贸n es posible hasta en el 煤ltimo momento.
  • Inspiraci贸n para la misericordia: Su historia inspira a practicar la misericordia y el perd贸n hacia los dem谩s, reconociendo que todos somos capaces de redenci贸n.

Publicaciones Similares