San Emeterio de Calahorra

Cuándo se celebra San Emeterio de Calahorra

San Emeterio, junto con San Celedonio, es uno de los santos mártires venerados en la ciudad de Calahorra, situada en la comunidad autónoma de La Rioja, España. La festividad de San Emeterio y San Celedonio se celebra cada 3 de marzo, fecha en la que se conmemora su martirio.

Etimolog├şa de Emeterio

┬źEmeterio┬╗ tiene ra├şces en el griego antiguo. Procede del nombre griego ß╝ś╬╝╬ş¤ä╬̤ü╬╣╬┐¤é (Emeterios), que deriva de la palabra ┬źß╝í╬╝╬ş¤ä╬Á¤ü╬┐¤é┬╗ (h├ęmeros), significando ┬źamable┬╗ o ┬źafable┬ź. Este nombre refleja cualidades de gentileza y bondad.


Santo de Hoy - San Emeterio

Bibiograf├şa de San Emeterio de Calahorra

San Emeterio era, seg├║n la tradici├│n, un soldado romano de origen hispano que serv├şa en el ej├ęrcito del Imperio Romano. Junto con su compa├▒ero San Celedonio, fue destinado a la guarnici├│n de Calahorra, en aquel entonces una importante ciudad de la Hispania romana.

Prudencio, el poeta hispano, captur├│ en verso los relatos del final de su vida.

La conexi├│n de Calahorra con estos valientes se debe tanto a su martirio como posiblemente a su lugar de nacimiento. Aunque algunos sugieren que Le├│n podr├şa ser su lugar de origen, bas├índose en textos lit├║rgicos leoneses del siglo XIII que mencionan ┬źex legione┬╗, lo cual podr├şa interpretarse como su lugar de procedencia. Sin embargo, esta frase parece hacer referencia a la Legi├│n Gemina Pia Felix, a la cual pertenec├şan y que estaba estacionada cerca de la antigua Lancia, hoy conocida como Le├│n, tal como se detalla en las ┬źActas de Tr├ęveris┬╗ del siglo VII.

En la cima de Calahorra se erige la iglesia del Salvador, lugar que antes albergaba un convento franciscano y, a├║n antes, la primitiva catedral visig├│tica. Esta ├║ltima, construida seg├║n las costumbres de la ├ępoca cerca de la residencia real para protegerse de invasiones, fue destruida durante la invasi├│n musulmana de 923, seg├║n documentos del primer c├│dice del archivo catedralicio.

Los detalles sobre el martirio de estos santos no son precisados por Prudencio, lamentablemente. Diocleciano, en su af├ín por eliminar cualquier vestigio o propaganda de los m├írtires, orden├│ quemar antiguos c├│dices y expurgar escritos de su ├ępoca, tal como nos narra Eusebio. La ausencia de nombres en las narrativas complica a├║n m├ís el entendimiento de los eventos. ┬┐Ocurrieron durante la persecuci├│n de Diocleciano a principios del siglo IV o, seg├║n argumenta La Fuente, durante la persecuci├│n de Valeriano a mediados del siglo III? Algunos incluso retrotraen los eventos al siglo II. Prudencio, nacido alrededor del 350, narra estos hechos como si fueran muy distantes antes de su partida a Italia en el 401, descartando la posibilidad de que se refiera a los tiempos de Daciano (304). Esto nos recuerda que las narrativas antiguas no siempre son precisas en la cronolog├şa, siendo comunes los anacronismos.

Emeterio y Celedonio, hermanos seg├║n algunos relatos, fueron condecorados con el torques, una distinci├│n romana de origen galo, por su valent├şa y disciplina militar. Sin embargo, se enfrentaron a la dif├şcil elecci├│n entre renunciar a su fe o dejar su carrera militar. A pesar de su firme decisi├│n de sacrificar su vida por Jesucristo, lo que les llev├│ a un largo encarcelamiento, su fortaleza interna les prepar├│ para resistir persuasiones, promesas vac├şas, amenazas y torturas.

El lugar de su ejecuci├│n se estableci├│ en el arenal del r├şo Cidacos, donde los testigos afirmaron haber visto ascender al cielo el anillo de Emeterio y el pa├▒uelo de Celedonio como se├▒ales de su victoria.

El culto a estos m├írtires por parte de la comunidad de Calahorra comenz├│ pronto. Sus restos fueron trasladados a la catedral del Salvador, y con el tiempo, iglesias en Vizcaya, Guip├║zcoa, otras regiones espa├▒olas y el sur de Francia recibieron valiosas reliquias. Una catedral se erige hoy en el lugar que recogi├│ su sangre, albergando sus cuerpos. Emeterio y Celedonio, santos ensalzados por Prudencio y recordados por Isidoro y Eulogio, son venerados en Calahorra no solo como hermanos de sangre sino tambi├ęn por lazos m├ís fuertes de patria, ideales, profesi├│n, fe, martirio y gloria.

Legado de San Emeterio

El martirio de San Emeterio y San Celedonio tuvo un profundo impacto en Calahorra y sus alrededores, convirti├ęndose en s├şmbolos de la fe cristiana en la regi├│n. La catedral de Calahorra, dedicada a estos santos m├írtires, es un lugar de peregrinaci├│n y veneraci├│n, donde se conservan sus reliquias.

Iconograf├şa y Simbolog├şa del M├írtir

En el arte, San Emeterio suele ser representado junto a San Celedonio, a menudo portando palmas de martirio y la espada de su decapitaci├│n, s├şmbolos de su sacrificio por la fe cristiana.

Reliquias de Emeterio y Celedonio

Las reliquias de San Emeterio, junto con las de San Celedonio, ocupan un lugar de honor en la catedral de Calahorra. La devoci├│n a estos santos se manifiesta especialmente durante su festividad el 3 de marzo, cuando fieles de diversas partes acuden para honrar su memoria y pedir su intercesi├│n.

Informaci├│n adicional

  • La devoci├│n a San Emeterio y San Celedonio es un testimonio de la rica tradici├│n cristiana en Calahorra y su importancia como centro religioso en La Rioja.
  • La historia de estos santos m├írtires refleja la fuerza de la fe cristiana frente a la adversidad y la persecuci├│n.
  • La festividad de San Emeterio y San Celedonio es un momento de uni├│n y celebraci├│n en Calahorra, destacando el papel de la fe y la comunidad en la conservaci├│n de las tradiciones locales.

Publicaciones Similares