San José Benito Cottolengo

Cuándo se celebra San José Benito Cottolengo

San José Benito Cottolengo, un sacerdote italiano famoso por su dedicación a los pobres y enfermos, se celebra el 30 de abril. Este día es una oportunidad para recordar su compasión, su labor incansable en favor de los más necesitados y su profundo amor por Dios.

Etimología de José Benito

El nombre José deriva del hebreo Yosef, que significa «Él (Dios) añadirá», reflejando la fe en la providencia divina. Benito, por su parte, proviene del latín Benedictus, que significa «bendecido«. Estos nombres juntos encapsulan la vida de Cottolengo: una vida bendecida por Dios, dedicada a servir y añadir esperanza a la existencia de los demás.


Santo de hoy- josé benito

Bibiografía de José Benito Cottolengo

José Benito Cottolengo nació el 3 de mayo de 1786 en Bra, Piamonte, Italia. Desde joven sintió el llamado al sacerdocio, motivado por un profundo deseo de servir a Dios y a los más desfavorecidos.

Pío IX se refería a la obra de José Cottolengo como «la Casa del Milagro», un testimonio del impacto transformador que tuvo su labor caritativa. En 1831, cuando una epidemia de cólera amenazaba Turín y las autoridades ordenaron cerrar las instalaciones que albergaban a numerosos enfermos, Cottolengo, con determinación y esperanza, trasladó su misión a Valdocco. Allí, transformó una taberna en la «Pequeña Casa de la Divina Providencia«, simbolizando un nuevo comienzo para su obra de amor y servicio.

José Cottolengo, oriundo de Bra, en el norte de Italia, destacó desde joven por su dedicación al estudio teológico, lo que lo llevó a obtener un diploma en teología en Turín. Su compromiso con los necesitados se manifestó en cada etapa de su vida, desde celebrar misas al alba para los campesinos hasta vender sus propiedades para socorrer a una familia empobrecida.

El encuentro con una mujer moribunda y desamparada cambió su vida, impulsándolo a fundar un refugio para los más necesitados. Este acto de fe y caridad creció hasta convertirse en el Cottolengo, un lugar donde la palabra «minusválido» pierde su significado, reemplazada por un sentido de comunidad y hermandad. Cottolengo enseñó que la caridad debe ser una expresión de amor capaz de conquistar corazones, comparándola con un plato exquisito que alegra a quienes lo reciben.

A pesar de las adversidades, su salud se vio mermada por el esfuerzo incansable. Aún así, mantuvo su espíritu positivo hasta el final, invitando a sus seguidores a agradecer a la Providencia por las bendiciones recibidas. Sus últimas palabras, «In domum Domini íbimus», resumen su vida dedicada al servicio de Dios y del prójimo.

Muerte de San José Benito Cottolengo

San José Benito Cottolengo falleció el 30 de abril de 1842. Su salud se había deteriorado debido al agotamiento y a las privaciones que sufrió en su labor de caridad. Murió como había vivido: en servicio a los demás.

Legado de José Benito

El legado de Cottolengo es monumental. El «Pequeño Cottolengo» no solo sobrevivió a su muerte sino que se expandió internacionalmente, simbolizando un faro de esperanza y caridad. Su enfoque innovador en el cuidado de los más vulnerables ha inspirado a generaciones a vivir la caridad de manera concreta y efectiva.

Iconografía y Simbología de José Benito Cottolengo

San José Benito Cottolengo es usualmente representado con vestimentas sacerdotales, a menudo junto a personas enfermas o pobres, resaltando su misión de servicio y compasión. También se le puede ver sosteniendo el «Pequeño Cottolengo», simbolizando su fundación y dedicación a los necesitados.

Fecha de canonización de José Benito Cottolengo

Fue canonizado por el Papa Pío XI el 19 de marzo de 1934, reconocimiento a su santidad y al impacto duradero de su obra en la Iglesia y la sociedad.

Información adicional

  • Confianza en la Providencia: La vida de Cottolengo fue un testimonio de fe inquebrantable en la Providencia Divina. A pesar de las dificultades, nunca dudó de que Dios proveería para su obra, enseñanza que sigue inspirando a muchos hoy día.
  • Innovación en el cuidado de los vulnerables: Su enfoque en el cuidado integral de las personas, independientemente de su condición, fue revolucionario en su tiempo y sentó las bases para prácticas modernas en el trabajo social y la salud.
  • Expansión internacional del «Pequeño Cottolengo»: La visión de Cottolengo trascendió las fronteras de Italia, extendiéndose por todo el mundo. Hoy, las casas del «Pequeño Cottolengo» continúan su misión, ofreciendo amor, cuidado y dignidad a los más necesitados.

Otros Santos con nombre

  • San José, esposo de la Virgen María, celebrado el 19 de marzo, es el santo patrón de la Iglesia universal, conocido por su humildad, obediencia y rol como protector de la Sagrada Familia.
  • San José de Cupertino, un fraile franciscano conocido por sus éxtasis místicos y levitaciones, celebrado el 18 de septiembre, es el patrón de los estudiantes y aviadores.
  • San José de Calasanz, fundador de las Escuelas Pías y pionero en la educación cristiana para los pobres, celebrado el 25 de agosto, es venerado por su innovación en la educación y su dedicación a los niños desfavorecidos.

Publicaciones Similares