Nuestra Señora de Luján

Cuándo se celebra Nuestra Señora de Luján

Nuestra Señora de Luján se celebra el 8 de mayo. Este día se dedica especialmente a honrar a la Virgen María bajo esta advocación, venerada fervientemente como patrona de Argentina. La fecha conmemora la llegada de la imagen de la Virgen a Luján en 1630, marcando el inicio de su devoción en el país.

Etimología de Luján

El término «Luján» proviene del nombre de un lugar, específicamente de la ciudad de Luján en Argentina, donde se encuentra el santuario dedicado a esta advocación mariana. No es un nombre que derive de raíces latinas o griegas con significados específicos en el contexto religioso, sino que su importancia se debe a la conexión geográfica y devocional con la Virgen María.


Santo de hoy- Nuestra señora de Luján

Historia de Nuestra Señora de Luján

La historia de la Virgen de Luján, patrona de la República Argentina, se entreteja con milagros, devoción y la fe de un pueblo. Todo comenzó cuando Antonio Farías Sáa, un hacendado de Sumampa, Santiago del Estero, deseó honrar a la Virgen María con una capilla en su estancia. Desde Brasil, un amigo le envió dos imágenes sagradas, una de la Inmaculada

Concepción y otra de la Virgen con el Niño Jesús. Pero fue en el trayecto hacia Sumampa donde ocurrió el primer milagro: cerca del río Luján, la caravana se detuvo misteriosamente, y solo al bajar la imagen de la Inmaculada, los bueyes pudieron continuar, señalando el lugar donde la Virgen deseaba ser venerada.

La noticia de este prodigio atrajo a numerosos peregrinos, y la imagen fue inicialmente custodiada en la casa de Don Rosendo Oramas, donde se erigió una capilla provisional. Manuel, un esclavo africano, presenció el milagro y dedicó su vida al cuidado de la sagrada imagen, marcando el inicio de una profunda devoción popular.

Doña Ana de Matos, propietaria de tierras cercanas al río Luján, intentó trasladar la imagen a su domicilio, pero la Virgen regresó milagrosamente a su capilla original, confirmándose así su voluntad de permanecer en Luján. Finalmente, se donó el terreno para construir un nuevo templo, el cual se convirtió en el actual santuario, consolidando el culto a la «Pura y Limpia Concepción del Río Luján».

La Basílica Nacional de Luján, cuya construcción fue promovida por el Arzobispo de Buenos Aires y llevada a cabo gracias al esfuerzo de muchos devotos, incluido el milagrosamente sanado Don Juan de Lezica, es hoy un magnífico testimonio de fe y devoción mariana. La basílica, de estilo gótico, alberga en su cripta tesoros de la historia de Luján y réplicas de todas las advocaciones marianas de América.

La visita de Juan Pablo II a la Argentina y su mediación en conflictos regionales enfatizan el papel de la Virgen de Luján como símbolo de paz y unidad. La devoción a la Virgen de Luján continúa inspirando a los argentinos a elevar la mirada hacia el cielo, en busca de consuelo, guía y protección bajo su manto inmaculado.

Iconografía y Simbología de Nuestra Señora de Luján

La imagen de Nuestra Señora de Luján muestra a la Virgen María con el Niño Jesús en brazos, de pie sobre una media luna, simbolizando su pureza e inmaculada concepción. Vestida con un manto azul y túnica blanca, representa la realeza y la divinidad, mientras que su mirada serena y su postura acogedora reflejan su papel como madre y protectora.

Fecha de coronación de Nuestra Señora de Luján

La coronación canónica de la Virgen de Luján, bendecida por el Papa León XIII y realizada en 1887, junto con la posterior declaración de la basílica por Pío XII, y las bendiciones de Juan Pablo II, resaltan la importancia espiritual de este santuario para Argentina y para la Iglesia universal.

Información adicional

  • Santuario de Luján: El Santuario de Nuestra Señora de Luján es uno de los centros de peregrinación mariana más importantes de América Latina, atrayendo a millones de fieles que buscan su intercesión y protección.
  • Patronazgo: Nuestra Señora de Luján es la patrona de Argentina, Uruguay y Paraguay, desempeñando un papel crucial en la identidad religiosa y cultural de estas naciones.
  • Festividades y Celebraciones: Además del 8 de mayo, la devoción a Nuestra Señora de Luján se manifiesta a través de numerosas festividades, procesiones y actos de fe, destacando su importancia en la vida espiritual de los fieles.

Publicaciones Similares